Cómo analizar siniestros en transportes de mercancías por carretera. Parte I

España es uno de los países europeos en el que el transporte de mercancías por carretera supera el 80% de los diferentes medios de transporte. Un dato que indica la importancia que tiene este tipo de transporte para el impulso económico de la nación, de cada una de las empresas exportadoras y de las que se mueven por el interior del país. En este capítulo repasaremos los posibles siniestros de vehículos pesados con un ejemplo muy gráfico de aquello.

Siniestros en los servicios de transporte

Según cifras del Ministerio de Fomento, en el año 2016 el parque de vehículos pesados para el transporte de mercancías en España ascendió a 323.179 unidades. Desplazándose un total de 5.740.942 toneladas de productos por nuestras carreteras.

Del parque de vehículos pesados, 224.048 unidades (69,3%) corresponden a transporte por cuenta ajena mientras que sólo 99.131 corresponden a transporte por cuenta propia (30,7%).

Del nº total de Toneladas desplazadas, los servicios por cuenta ajena transportaron 4.626.208 Tn (80,6%) y los vehículos por cuenta propia transportaron 1.114.734 Tn (19,4%).

El valor económico que suponen las cifras anteriores es muy elevado y en el caso de los servicios de transporte por vehículos por cuenta ajena los conflictos que se pueden crear entre Compañías de Seguros en caso de siniestro pueden también ser muy elevado.

En los desplazamientos por carretera el desarrollo de incendios es uno de los siniestros más habituales que sufren los vehículos pesados y los daños ocasionados pueden afectar a la mercancía transportada en el semirremolque posterior, a la cabeza tractora o a ambas partes.

Incendios en Vehículos pesados

Un camión es un vehículo formado por dos partes; la cabeza tractora (A) y el semirremolque posterior (B) unidas mediante un mecanismo de unión giratorio (C). Cuando el incendio se origina en el semirremolque posterior y el conductor se percata de ello a tiempo, el primer paso que dará será abrir el mecanismo de unión (C) e intentar separar la cabeza tractora del semirremolque posterior para evitar que la misma se vea afectada. Cuando el incendio se origina en la cabeza tractora el conductor no podrá hacer nada para evitar que todo el camión quede afectado.

El siniestro descrito a continuación corresponde al de un incendio desarrollado en un camión de carga que transportaba fresas con destino a la ciudad de Hamburgo (Alemania) y que se incendió mientras circulaba por la provincia de Burgos a la altura del km. 4,5 de la autopista AP-1 en dirección Vitoria-Gasteiz.

El incendio fue extinguido por unidades del Parque de Bomberos de la localidad de Burgos, y los dos ocupantes del vehículo pudieron salir ilesos de su interior.

Los restos del camión siniestrado fueron recogidos y retirados del lugar del siniestro, transportándolos a las instalaciones de un desguace de vehículos ubicado en la localidad de Villariezo, provincia de Burgos.

Se trataba de un camión de carga de la marca VOLVO, compuesto por una cabeza y una cámara frigorífica posterior.

La cámara frigorífica había sido separada de la cabeza tractora y quedaba parcialmente afectada de forma direccional desde su cara delantera.

Las marcas reflejadas sobre la cabeza tractora, en donde se ubicaban la cabina de pilotaje y el compartimento motor, evidenciaban que había quedado afectada de forma direccional desde la parte baja de su zona delantera. Comprobando que su parte posterior, situada originalmente bajo la cámara frigorífica se mantenía intacta.

En la parte posterior se situaban las cajas que contenían las dos baterías del camión. Ambas se encontraban en buen estado y sus bornes estaban conectados sin ningún tipo de daño. Pudiendo descartar cualquier tipo de fallo en el sistema eléctrico como causa que dio origen al incendio investigado.

Servicio de Peritaje de Incendios

El análisis de las marcas y huellas dejadas sobre las superficies metálicas de la cabeza tractora del camión siniestrado por las llamas desarrolladas, permitieron establecer que el incendio investigado se originó en la parte derecha del compartimento motor (esquema inferior).

La zona de origen coincidía con la zona donde se localizaba el turbocompresor del motor. Su cuerpo metálico exterior aparecía afectado por el calor en su lateral derecho localizando elementos fundidos en dicha posición. Su turbina interior aparecía descentrada y rota. Pudiendo situar el punto de origen del incendio justo debajo del punto donde se localizaba este turbocompresor.

En base a las evidencias localizadas durante la inspección realizada cabe señalar que en todo vehículo que se encuentra circulando, como el camión siniestrado, las superficies metálicas dentro del compartimento motor pueden alcanzar elevadas temperaturas y cuando uno de los componentes del motor se degrada liberando restos de lubricantes y aceites, estos restos pueden entrar en contacto con las superficies metálicas calientes. Combustionando y dando origen a siniestros como el investigado.

Tal y como se pudo observar entre los restos del camión siniestrado, los restos de su turbocompresor presentaban evidencias de haber sufrido una degradación previa al incendio investigado y derivada de un sobrecalentamiento interno.

Por lo tanto, su turbina central aparecía descentrada y desgastada. Pudiendo atribuir esta degradación al rozamiento sufrido con las paredes internas del turbo.

Al tratarse de elementos metálicos, dicha fricción generó chispas y un aumento de temperatura en el interior del turbocompresor, afectando de forma directa al lubricante que humedecía los elementos internos del turbocompresor.

Dicho lubricante pudo combustionar en el interior del turbocompresor y fluir a su vez a través de las paredes degradadas. Cayendo sobre las superficies metálicas y calientes inferiores combustionando sobre ellas.


Autor del artículo

Alejandro Vázquez Vila, el tutor del curso de investigación de incendios, explosiones y artefactos incendiarios


Formación profesional relacionada

Para la especialización de este tipo de investigaciones, el Perito Investigador de Incendios es la carrera ideal para quien le apasione este tipo de análisis e investigaciones profundas.

Formación profesional de doble titulación, por una parte titulación propia universitaria y titulación de Fundación Aucal certificando oficialmente al alumno como Perito Investigador de incendios, explosiones y agresivos incendiarios.

Metodología online pero con sesiones presenciales a ser realizadas en la ciudad de Madrid y sesiones prácticas en el exterior al terminar la formación.

El presente Experto Universitario en Incendios se destaca principalmente por el contenido formación final práctica, que garantiza un bagaje profesional adecuado a cada alumno y donde podrá asumir el rol de Investigador de Incendios.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

uno + 3 =