El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, preside la primera reunión del año de la Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, centrada en los sectores del agua y el transporte

Esta reunión, de carácter ordinario, se produce pocos días después de la elevación del nivel de alerta del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que prevé un incremento de la vigilancia sobre las infraestructuras críticas, aquellas que prestan servicios esenciales para la sociedad, y cuya designación viene condicionada por los trabajos que dirige la Comisión

En este encuentro, la Comisión ha puesto el foco de atención en los sectores del transporte y el agua, ambos estratégicos en la protección de las infraestructuras críticas

En la anterior reunión, que tuvo lugar en junio de 2014, la Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas aprobó los primeros Planes Estratégicos Sectoriales (electricidad, gas, petróleo, nuclear y financiero) y designó 37 nuevos operadores críticos

E

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha presidido hoy, la primera reunión del año, de la Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas en la que se ha abordado la evolución de los trabajos que se están desarrollando en  la redacción de los planes sectoriales del transporte y del agua, considerados ambos estratégicos por la Ley 8/2011, de protección de infraestructuras críticas (Ley PIC). Esta Comisión es el órgano competente para, entre otras facultades, aprobar los planes estratégicos sectoriales y designar a los operadores críticos (aquellos operadores públicos o privados que gestionan o son titulares de una o varias infraestructuras críticas).

Los planes estratégicos sectoriales tienen por objetivo definir las actividades desarrolladas en cada uno de los doce sectores contemplados en la normativa española (Administración, Agua, Alimentación, Energía, Espacio, Industria Química, Industria Nuclear, Instalaciones de Investigación, Salud, Sistema Financiero y Tributario, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y Transporte) y que prestan los servicios esenciales para la comunidad.

Estos planes son la base de un complejo sistema por el cual recientemente las organizaciones responsables de la gestión y funcionamiento de las infraestructuras críticas (los operadores críticos) han pasado a desempeñar un papel más activo en la protección de instalaciones y redes de carácter estratégico para el país y para la seguridad de los ciudadanos, colaborando con el Ministerio del Interior en la planificación y en la implantación de medidas de seguridad específicas. Los miembros de la Comisión Nacional han sido informados hoy del calendario de implantación del proceso de planificación, que pasa ahora por la emisión por parte de cada uno de los operadores ya designados de una serie de planes donde se establezcan las políticas de seguridad de dichas organizaciones respecto a la gestión de sus activos críticos y de las redes de información que los soportan.

Desde la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior se apuesta por una cultura de la seguridad basada en la integralidad de los sistemas. Su papel de coordinación y centralización, garantizando en todo momento la intervención objetiva del Estado, tiene como objetivo estimular la colaboración pública y privada e incentivar la confianza mutua, dotando a todos los actores de un canal de intercambio de información y buenas prácticas que asegurará los elementos necesarios para la consecución de las metas comunes.

Integración con el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista

El secretario de Estado de Seguridad, presidente de la Comisión, es además el responsable del Sistema de protección de las infraestructuras críticas españolas, bajo cuya dependencia se sitúa el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), órgano encargado del impulso, la coordinación y la supervisión de todas las actividades que a nivel nacional se efectúan en esta materia.

El CNPIC custodia, gestiona y mantiene el Catalogo Nacional de Infraestructuras cuyo contenido, clasificado como secreto por el Consejo de Ministros, permite identificar y priorizar las infraestructuras críticas existentes para la mejor protección de las mismas en caso de amenazas de cualquier tipo. Esta iniciativa fue puesta en marcha por el Gobierno de la Nación a raíz del atentado contra las Torres Gemelas y el Pentágono en octubre de 2001, y ha sido integrada por la legislación vigente.

El funcionamiento del Sistema de protección de las infraestructuras críticas ha sido recientemente puesto a prueba con la elevación, por parte del Ministerio del Interior, del nivel de alerta correspondiente al Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que se ha situado en el Nivel 3, grado de intensidad Bajo, tras los atentados de París del pasado día 7 de enero. Esta elevación del nivel de alerta no sólo ha supuesto un incremento del esfuerzo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad llevan a cabo en la vigilancia de objetivos sensibles, entre ellos las infraestructuras críticas, sino que implica directamente a los operadores gestores de dichas infraestructuras a través del refuerzo propio de las medidas de protección que tienen sobre sus activos, en colaboración con las fuerzas policiales y bajo la coordinación del CNPIC.

La ciberseguridad, también a examen

La importancia de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en general, y de Internet en particular, como medio y objeto de la acción terrorista en sus diferentes vertientes está cobrando especial relevancia a raíz de los últimos acontecimientos. Al margen de las actividades de investigación y persecución de los ciberdelincuentes por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se ha activado el CERT de Seguridad e Industria, competente para la protección de las infraestructuras críticas ante las amenazas provenientes del ciberespacio.

Este Centro tecnológico y las unidades policiales responsables, están alertados ante la posibilidad de ataques cibernéticos contra las infraestructuras críticas españolas y, bajo la coordinación de la Oficina de Coordinación Cibernética del Ministerio del Interior, están en contacto permanente con los operadores críticos para la mejor protección de sus redes de información.

En este sentido, la actividad que la Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas realiza en el ámbito político y estratégico está proporcionando la cobertura necesaria para incrementar tanto el conocimiento de la amenaza a la que está expuesto nuestro país como la identificación de sus activos más vulnerables, para poder aumentar la seguridad de nuestras infraestructuras críticas a través de protocolos de actuación concretos, graduales y efectivos. Fuente: Ministerio del Interior.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

seis + Nueve =