El síntoma de precariedad en el sector de la seguridad privada

El sector de la seguridad privada se enfrenta a su “vía crucis” particular, la renovación del convenio colectivo estatal de las empresas de seguridad.

En la actualidad un vigilante de seguridad a jornada completa sin arma y sin plus de servicio dispone de unos ingresos netos mensuales de alrededor de los 900 euros.

Todos sabemos, que año tras año, nuestro sector se rebaja. Reconocer este hecho no nos debe de dar vergüenza.

Las patronales del sector, FES y APROSER, convenio tras convenio se apresuran a destruir un poco más nuestro sector y nuestra autoestima como profesionales de la seguridad, lamentablemente todo ocurre con el beneplácito de los sindicatos mayoritarios, que convenio tras convenio o bien se dedican a seguirles el juego o bien no hacen correctamente su trabajo, defender el interés de sus afiliados.

La facturación de las empresas de seguridad está creciendo, la formación y profesionalidad de los vigilantes también, pero ciertamente, es muy preocupante que no se transmita una cierta estabilidad salarial hacia los trabajadores, que no olvidemos son la base del sector.

¿Si el negocio crece, si los vigilantes cumplen, porque tanto maltrato?

Muchos de ustedes, pensaran que el crecimiento económico del país no justifica un aumento salarial o de prestaciones sociales, pero ¿acaso justifica como pretende la patronal, la eliminación del plus de antigüedad? ¿El aumento de jornada? Yo creo que no.

En 2014 se aprobó la “nueva” ley de seguridad privada y a principios de año se espera el nuevo reglamento que desarrollará dicha ley, una norma a mi entender, muy ambiciosa, que ofrecerá uno o más nichos de mercado nuevos para las empresas.

En los últimos años hemos visto como empresas de tamaños respetables han cerrado, ejemplos como Seguridad LPM o en la actualidad Segur Ibérica, la tercera empresa de seguridad española lo corroboran. La mala gestión de esas entidades (ambas tenían grandes contratos con Adif, El Corte Inglés, Aena, Repsol etc.), sus deudas con la agencia tributaria (ambas deben más de diez millones de euros) y sus malas decisiones empresariales las llevaron a la desaparición, en el caso de Segur Ibérica, de una manera muy vergonzante, el comprador de la empresa (porque había un comprador israelí que podía salvar los “muebles”) se retiró por falta de transparencia, como he mencionado, una vergüenza. Apuntar que Segur Ibérica sigue en activo, pero según tengo entendido ya ha comunicado el cierre a sus trabajadores.

Los vigilantes de seguridad se han puesto las pilas, ya no son aquellos VJ que no se reciclaban, que tenían “mala imagen” etc. Ya no. La crisis económica global ha traído sangre nueva al sector, nuevas maneras de proceder, pero los directivos siguen siendo los mismos, viejas maneras de gestionar, de operar, de hacer negocio.

La seguridad privada necesita nuevos profesionales capaces de liderar al sector, los actuales han demostrado no estar a la altura.

Creo que se está desaprovechando una oportunidad de oro para dignificar al sector de la seguridad privada, en la negociación colectiva no se ha hablado de las famosas empresas piratas, el auténtico cáncer del sector, que se descuelgan del convenio colectivo para poder ofrecer en los concursos públicos un precio inferior al de sus rivales, perjudicando al vigilante de turno y al sector en general. Por qué todos iríamos con una sonrisa en la cara a trabajar al servicio de Renfe (por ejemplo) cobrando 700 euros, ¿verdad?

Entonces me pregunto, ¿A qué jugamos?  Siempre he pensado que la seguridad privada es un pilar básico de la seguridad ciudadana, pero por lo visto, solo es un método de ganar dinero.

¿Qué piensas de esta reflexión?

¿Qué se necesita, a tu juicio, para que haya un cambio radical en el manejo de la seguridad privada?

Formación relacionada
El Área de seguridad de Aucal Business School es una área de formación completa para todos aquellos profesionales que deseen especializarse y profesionalizar su carrera laboral con altos estándares de calidad en la formación, la única manera de combatir la precariedad del sector es con mayor educación. Consulta por todas las becas y ayudas económicas que tenemos para ti.

Acerca del autor…

Daniel Saavedra 

Director y Jefe de Seguridad (TIP: 13.022 y 6.708)

info@saavedra.cat – www.saavedra.cat 

https://es.linkedin.com/in/danisaavedra

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cuatro + Doce =