Evaluación de incidentes nucleares: Funcionamiento

clasificación incidentes nucleares¿Cómo funciona la evaluación de los incidentes nucleares? Los incidentes relacionados con la energía nuclear y sus formas de producción se miden según una escala internacional llamada INES y elaborada por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

La INES, siglas en inglés de Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radológicos, clasifica los sucesos nucleares en siete niveles y los separa según sean referidos a instalaciones o a transporte. Destaca que se aplica desde 1990 aunque recoge muchos incidentes anteriores según los datos de que se disponían.

A continuación explicamos cómo es esta escala INES que evalúa los incidentes nucleares:

El nivel 1 es la “anomalía” e incluye la sobreexposición de una persona del público a niveles superiores a los que aceptaría el cuerpo humano en un año, problemas menores con componentes de seguridad en una central nuclear o pérdidas o robos de fuentes radiactivas durante los transportes.

El nivel 2 de la escala es el “incidente” y se considera que incluye la sobreexposición de un trabajador nuclear por encima de un determinado límite (10 mSV), cuando se registran niveles de radiación superiores a 50 mSv/h en zonas de radiación o contaminación importantes, y fallos en el embalaje de una fuente radiactiva o en las disposiciones de seguridad aunque sin consecuencias.

El nivel 3 de evaluación de incidentes nucleares también se denomina como “incidente importante” es la exposición humana a 10 veces el límite de radiactividad tolerado, contaminaciones graves de zonas o instalaciones, fallos graves en la manipulación y los llamados “cuasi-accidentes”. En este nivel se considera actualmente Fukushima y tiene antecedentes como el incendio en la central de Vandellòs en 1898 que destruyó los sistemas de seguridad de la central.

El nivel 4 es ya “accidente” e incluye liberación de materiales radiactivos sin más afectación que aplicar medidas a los alimentos y fusión de combustible. A este nivel ha habido, por ejemplo, un incidente en la central nuclear francesa de Saint Laurent des Eaux en 1980.

El nivel 5 de la INES ya es “accidente con consecuencias de mayor alcance” y suele implicar muertes. Incluye liberación de materiales radiactivos con necesidad de aplicar contramedidas. Supone daños graves en el núcleo del reactor. A este nivel se consideró el incidente de la central de Three Mile Island en EEUU en 1979.

El nivel 6 (“accidente importante”) y el nivel 7 (“accidente grave”) ya con los niveles máximos, con liberación de sustancias radiactivas generalizadas. De momento, solo han afectado a instalaciones rusas, con su caso máximo en Chernobil, en 1986, que fue nivel 7.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cuatro − 3 =