Información no contada del Panturquismo, Tráfico de personas y Guerra en Siria e Irak

Uno de los grandes conflictos en la actualidad es la Guerra que se está dando por décadas en Siria e Irak y que trae consecuencias fatales no solo para la región, sino para innumerables comunidades de las cuales no se habla en la prensa ni se reflexiona a fondo. En esta entrevista realizada a nuestro analista profesional Juan José Alarcón, hemos querido profundizar los temas más delicados que involucran al movimiento yihadista, el tráfico de personas desde China y el Panturquismo.

Para aquellos que están interesados en analizar más sobre este tema, pueden participar en el seminario online de este martes 14 de noviembre a las 20.00 hrs “Turquía y la conexión Uigur“.

Conozcamos la historia del pueblo Uigur

1. ¿DESDE CUÁNDO DATA LA IMPLICACIÓN DEL YIHADISMO EN EL PUEBLO UIGUR?

Desde la guerra de Afganistán (la soviética) y la inestabilidad en Pakistán, más las guerras de Chechenia que radicalizaron el Asia Central, la Región Autónoma Uigur de Xinjiang es víctima de un peligroso proceso de radicalización islamista. Por supuesto, la ideología que se difunde es la wahabita.

Prueba de ello es la implicación de arabia saudí, impulsora del wahabismo salafista, mediante la entrega de copias gratuitas del Corán a los musulmanes chinos. Coranes bilingües en chino y árabe impresos en Arabia Saudí, en la imprenta coránica de Medina del rey Fahd bin Abdulaziz.

Por tanto, vemos que es a partir de la década de los 80 que la región de Xinjiang experimenta sus primeros contactos con el islamismo radical. Y el imam Ablikim Mahsum es el ideólogo del islamismo uigur. Todos los extremistas uigures capturados por la policía china han confesado haberse radicalizado a partir de la escucha de sus prédicas en Kashgar, en el sur de Xinjiang.

Entre las décadas de los 80 y los 90, Ablikim Mahsum difundió su interpretación fundamentalista del Corán entre los jóvenes que asistían a sus sermones. De aquellos destacaron ocho, conocidos popularmente como los ocho discípulos de Ablikim Mahsum. Una vez formados según la ideología salafista, iniciaron sus campañas de radicalización y captación por las provincias meridionales del Xinjiang.

Según declaraciones de testigos, los discípulos de Ablikim Mahsum llegaban a los pueblos y obligaban a sus habitantes a realizar donaciones para las mezquitas y jurar hacer la yihad ante el Corán. Quien no se sometiera a sus dictados era amenazado de muerte.

En 1997, uno de aquellos ocho discípulos fundó el MITO/ETIM, el Movimiento Islámico del Turquestán Oriental, principal organización yihadista china. Conocido como TIP (Turkistan Islamic Party) desde 2008.

El MITO no es ningún mito sino toda una realidad. Es una organización terrorista insurgente china de naturaleza yihadista suní, integrada por separatistas radicales de etnia uigur.

A esta organización terrorista se la conoce por distintos nombres:

– Movimiento Islámico del Turquestán Oriental (MITO/ETIM).

– Partido Islámico del Turquestán Oriental (ETIP).

– Partido Islámico del Turquestán (PIT/TIP desde 2008). Este cambio de nombre se produjo con la intención de incluir a todos los pueblos del Asia Central en su seno.

La primera mención explícita sobre el mito fue en el año 2000, cuando un rotativo ruso informó de que Osama bin Laden prometió financiar al Movimiento Islámico de Uzbekistán (MIU) y al MITO/ETIM durante una reunión en Kandahar, Afganistán, en 1999.

Según Ben N. Venzke, director de la agencia independiente de monitorización del terrorismo Intelcenter, no está claro si el MITO/ETIM y el PIT/TIP son el mismo grupo o no, pero lo que es evidente es que su ideología y objetivos son los mismos: islamismo radical y separatismo. Para China ambos son el mismo grupo.

En 2002 naciones unidas incluyó al MITO en la lista de organizaciones terroristas. Las resoluciones 1267 y 1390 obligan a los estados miembros a congelar los fondos del grupo y a cortar sus fuentes de financiación allí donde sean detectadas.

2. ¿QUÉ SON EL PANTURQUISMO Y EL PANTURANISMO?

El término panturquismo se usa para describir la idea de una unidad política, étnica y cultural de todos los pueblos turcófonos. La ideología del panturquismo no nació en Turquía, como cabría imaginar, sino en el Imperio ruso en 1880, concretamente en Azerbaiyán, país tanto o más panturquista que la propia Turquía. El panturquismo, en tanto que ideología política, se inspiró en ideologías coetáneas como el pangermanismo y el paneslavismo.

No se debe confundir con el panturanismo, como muchas veces se hace, siendo este último un movimiento relacionado con el panturquismo pero que abarca un ámbito más amplio, puesto que incluye a todos los pueblos de lengua uralo-altaica. El panturanismo abarca a pueblos en principio tan dispares como Finlandia, Mongolia, Corea y Japón.

Tras la caída del Imperio otomano, la ideología panturquista ganó a los intelectuales y a las élites turcas, quienes vieron la posibilidad de recobrar la grandeza turca uniendo a todos los pueblos de lengua y cultura túrquica.

En Turquía, el panturquismo impregna tanto a la clase política como a los ciudadanos de a pie. La defensa del pueblo uigur basada en la ideología panturquista se ha convertido en un tipo de populismo. Todas las formaciones políticas están obligadas a abordar el tema de la liberación del pueblo uigur. Jugar la carta de criticar a China por el supuesto maltrato que dispensa a los uigures es sinónimo de obtener más votos, y Erdogan ha sabido utilizar muy bien esa baza.

A escala internacional, el panturquismo cuenta con una organización multinacional llamada Consejo de los Estados de Habla Túrquica, fundada en 2009 por Turquía, Azerbaiyán, Kazajistán y Kirguistán. No incluye a Uzbekistán ni a Turkmenistán. Ello es así porque el panturquismo es sentido e interpretado de diferente manera por el resto de países de habla turca del Asia Central. Uzbekistán y Turkmenistán probablemente no quieren que su soberanía se diluya en una ideología que desde la era erdogánica pretende devolver a Turquía su grandeza de antaño.

La bandera del Consejo integra los símbolos presentes en las banderas de sus cuatro estados fundadores y es de color azul, como lo es también la del movimiento independentista uigur.

El sueño neotomano de Erdogan no es reconstruir el Imperio otomano según sus antiguas fronteras, algo del todo imposible en la actualidad, sino devolver un semblante de grandeza a Turquía mediante una estrecha alianza bajo control turco con los países de habla turca del Asia Central.

Debido a que esos países son Estados independientes y soberanos, Turquía centra sus esfuerzos en el único pueblo de habla turca que no posee un Estado: el pueblo uigur.

En ese sentido, el Xinjiang o Turquestán Oriental, cuna del pueblo uigur, es clave para Turquía porque al no ser un estado independiente y soberano podría ser manipulado y dominado por el “hermano mayor” turco si consiguiera separarse de China, algo tan improbable como que Turquía recupere su antiguo imperio.

Nótese que, ante la perspectiva de que el Xinjiang lograra separarse de China, el primer beneficiado no sería la propia Turquía sino Estados Unidos. Teniendo en cuenta que Turquía es miembro de la OTAN y que esta organización es un instrumento de Washington, no es difícil adivinar quién está detrás de cualquier acción turca que intente favorecer a una parte del pueblo uigur en su propósito de alcanzar la independencia de la República Popular China.

3. ¿CUÁL ES EL MODUS OPERANDIS DEL TRÁFICO ILEGAL DE PERSONAS DESDE CHINA HACIA TURQUÍA?

Existen diversas rutas. Todas pasan por la frontera china con los países de lo que antes se conocía como Indochina.

1. De Xinjiang a Vietnam en avión. Posteriormente, los clandestinos uigures transitan por Camboya y Tailandia hasta Malasia en autocar.

2. De Xinjiang a Kunming (sur de China) en avión, para cruzar la frontera con Laos, y continuar en autocar desde Tailandia hasta Malasia (Kuala Lumpur).

3. Otra ruta va desde Xinjiang hasta Birmania, cruza Tailandia y llega a Kuala Lumpur en Malasia.

El de punto de partida no tiene porqué ser desde Xinjiang, puesto que hay uigures que parten en avión desde el aeropuerto de Shanghái o desde el sur de China.

En cuanto al de llegada (antes de Turquía) este siempre es Kuala Lumpur, previo paso por Tailandia. Ello es así porque Malasia es un país islámico y tiene convenio de exención de visado con Turquía, por eso se ha convertido en el país trampolín para los uigures deseosos de llegar a Turquía. Indonesia también lo es, pero en menor medida.

Pekín acusa a Turquía de proveer de pasaportes falsos a los uigures que quieren salir de China y de enviarlos a Siria e Irak para servir de carne de cañón. El gobierno chino considera que muchos de ellos intentan salir de China lo hacen para unirse a la yihad en Sham.

Las redes de traficantes de personas cobran una fortuna a los clandestinos uigures. De hecho les cobran más que a cualquier persona de otra nacionalidad o etnia. Los traficantes vietnamitas y laosianos saben que los uigures pagarán lo que sea por poder cruzar la frontera. Lo hacen siempre con pasaporte falso turco. Cuando han cruzado la frontera se desprenden de su documentación China para evitar que los devuelvan a China inmediatamente si son detenidos.

China sospecha que su traslado se realizaría en coordinación con los servicios de inteligencia turcos. Pekín cree que el Milli Istihbarat Teskilati (servicio de inteligencia turco) moviliza a uigures y los forma para que se unan a la yihad en Siria y en Irak.

4. ¿CÓMO ES POSIBLE QUE TURQUÍA FOMENTE ESTA INMIGRACIÓN ILEGAL Y DÓNDE VAN DIRIGIDAS LAS PRINCIPALES MISIONES TERRORISTAS?

Las razones por las que Turquía fomenta este tipo de inmigración ilegal son muy variadas. El panturquismo, claro está, es una de ellas, sino la principal. Los sueños neotomanos de Erdogan también desempeñan un papel importante, aunque esta vez el sueño neotomano consiste en recrear un imperio turco de influencia en el Asia Central.

Las hasta hace poco tensas relaciones entre Pekín y Ankara, siempre con Erdogan de por medio, ya sea como primer ministro o presidente, también son un factor a tener en cuenta.

En julio de 2009 se produjeron los disturbios de Urumchi. China no ha olvidado la declaración pública del entonces primer ministro Erdogan a raíz de la represión China por los disturbios en la capital del Xinjiang: “El Turquestán Oriental no solo es la casa de los pueblos turcos, sino que también es la cuna de la historia, cultura y civilización turcas. Los mártires del Turquestán Oriental son nuestros mártires. Lo que allí está ocurriendo es casi un genocidio.”

No solo eso, sino que Erdogan amenazó con expedir un pasaporte turco a la líder del movimiento independentista uigur en el exilio, Rebiya Kadeer. Algo inaceptable para China, quien acusa a Kadeer de ser una terrorista.

El gobierno chino replicó acusando a Turquía de expedir pasaportes turcos a los uigures que intentan salir de China. Nótese que la guerra de agresión a Siria aún no había comenzado.

La violenta represión de la revuelta uigur por parte de las autoridades chinas suscitó una ola de protestas de la población turca frente a la embajada china en Ankara. Desde entonces, las relaciones entre los dos países no son muy cordiales, aunque no se han visto afectadas en el plano económico.

China sostiene que el traslado de los clandestinos uigures se realizaría en coordinación con los servicios de inteligencia de Turquía. Pekín cree que el Milli Istihbarat Teskilati (servicio de inteligencia turco) está movilizando a los uigures y los forma para que se unan a la yihad en Siria y en Irak sirviendo los intereses de Ankara, que fundamentalmente son dos: expulsar a Assad del poder en Siria y atacar a los kurdos, tanto los del interior de Turquía como los del norte de Siria e Irak.

A principios de 2015, el periódico estatal chino en inglés Global Times arrojó luz por primera vez sobre el papel que Turquía desempeña en el tráfico de clandestinos uigures fuera de China y su envío a Siria e Irak.

Recientemente, el embajador sirio en China, Imad Moustapha, declaró en una entrevista a la cadena de noticias rusa Sputnik que solo en Siria habría unos 5000 uigures chinos (incluidos mujeres y niños). Todos habrían entrado a través de la frontera con Turquía.

En Siria se concentran en la norteña localidad de Idlib, cercana a la frontera con Turquía.

Sirven sobre todo en las filas de al-Nusra y Jabhat Fateh al-Sham. Son el ejército mercenario de Ankara en su lucha contra al-Assad y los kurdos. Desde 2014 sustituirían a los chechenos que juraron fidelidad al Estado Islámico.

Los terroristas uigures en Siria son conocidos como la “Brigada del Turquestán” (Katibat Turkistani). Esta Katibat utiliza el servicio postal y los bancos turcos para solicitar donaciones a través de la organización “Türkistan İslam Derneği” en la página web “Doğu Türkistan Bulenti”.

Las autoridades chinas no han sido las únicas en llamar la atención sobre esta cuestión.

En una entrevista concedida al diario Hürriyet el 22 de diciembre de 2014, Rebiya Kadeer, líder de la comunidad uigur en el exilio y enemiga jurada de Pekín, afirmó que no ha habido reacción alguna contra las redes ilegales de tráfico humano que llevan a uigures a Siria e Irak vía Turquía. “La mayoría de estos traficantes están ahora en Turquía”, dijo. “Los conocemos a todos. Hay por lo menos 10 de ellos en Turquía en la actualidad. Sin embargo, los hemos denunciado al gobierno turco pero siguen actuando libremente en ese país. Nos sorprende que el gobierno turco no esté actuando contra estos contrabandistas.”

Funcionarios del AKP y la prensa islamista turca contraatacaron llamando a Kadeer “una infiel” y “una agente americana que se vende por dinero”. De hecho, Erdogan asegura que se trata de una conspiración fetulista en su contra. No obstante, incluso aunque queramos creerle, está más que probada la implicación de funcionarios turcos de las embajadas en Tailandia y Malasia en la entrega de pasaportes falsos a los clandestinos uigures. También está más que probada la vista gorda que los funcionarios de aduanas turcos hacen ante la llegada a Turquía de uigures con pasaportes falsos. Por tanto, la responsabilidad del gobierno y el Estado Turco es flagrante.

5. ¿QUIÉNES SON LOS MAYORES AFECTADOS POR LAS ACCIONES DE TURQUÍA?

Sin lugar a dudas, los mayores afectados son los uigures que en los últimos años han abandonado China para emigrar clandestinamente a Turquía. Cuando llegan allí, los clandestinos uigures se instalan en pisos francos en Estambul y Ankara, donde ya se han formado sendos barrios uigures. Muchos de ellos se ven confiscados los pasaportes cuando la policía los identifica como falsos en aduanas. Es a partir de entonces cuando muchos son explotados por las mafias de tráfico de personas (por segunda vez), radicales del Estado Islámico u otros grupos salafistas o yihadistas que se los rifan por dinero para luchar en Siria e Irak, donde escasean de personal.

En la parte europea de Estambul, en el distrito de Zeytinburnu, se concentra una gran población de uigures chinos y de otros países del Asia Central. Se trafica con droga, al menos maría, según ha podido informarse el Homeland de Secindef, y existen talleres de fabricación de pasaportes falsos. Kayseri, en el centro de Turquía, es la otra ciudad turca donde se concentra gran número de uigures recién llegados de China. Allí el gobierno turco mantiene bajo custodia a unos 1000 uigures en un antiguo complejo de edificios del ministerio de finanzas. Los clandestinos uigures viven repartidos en 10 edificios de 5 plantas cada uno. Uno de los edificios se ha convertido en madrassa. En el complejo ondean la bandera turca y la bandera azul de los independentistas del Turquestán Oriental.

Muchos de los uigures allí custodiados han contado en entrevistas que pagaron miles de dólares a las mafias para salir ilegalmente de China y llegar clandestinamente a Turquía tras una odisea jalonada de dificultades, como ser detenidos en Tailandia o Malasia para finalmente ser extraditados a Turquía.

Salieron de China por su devoción a un islam más tradicional que no podían practicar en su tierra y al llegar a Turquía descubren una sociedad secularizada que ellos no se esperaban.

Los ilegales cuentan que una de las razones por la que decidieron dejar su tierra por Turquía es porque, desde hace años, en Xinjiang hay una gran influencia cultural turca producida por películas, series y productos turcos que entran ilegalmente. Muchos uigures que querrían vivir en una sociedad más islamizada y con una interpretación más rigurosa del islam deciden que la secularización y el ateísmo que se vive en China les resultan insoportables y por eso escapan a Turquía.

Los clandestinos uigures en Kayseri reconocen que algunos de sus miembros, una minoría, empero, cruza a Siria a hacer la yihad. Pero lo hacen porque son engañados con promesas de formarlos en el uso de las armas para que luego puedan luchar por la independencia de Xinjiang.

Uno de los extraditados de vuelta a China desde Tailandia declaró que en Xinjiang se los motiva a enrolarse en la yihad en Sham con patrañas como ir al paraíso, etc. Muchos de ellos son analfabetos tanto en chino como en árabe, lo cual facilita la labor de radicalización y engaño.

Por su parte, China quiere evitar a toda costa que los extremistas uigures que se enrolan en la yihad en Oriente Medio vuelvan libres a China para cometer atentados terroristas.

No solo ponen en peligro la seguridad nacional, sino que también pueden causar mucho daño al conjunto de infraestructuras e intereses chinos comúnmente conocidos como la Nueva Ruta de la Seda, atacando los intereses chinos en Asia Central y en la Rusia meridional.

Si quieres saber más sobre este tema y todo lo referente al terrorismo yihadista en China, participa en el Seminario de este martes 14 de noviembre 2017.


…Acerca del autor de este magistral artículo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Trece + 6 =