La verdadera razón del conflicto Palestina-Israel

Como es sabido, la rivalidad entre palestinos e israelíes viene desde hace muchos años. Es imperativo buscar la paz o al menos un acuerdo que beneficie a ambas partes. Veremos qué consecuencias traen las declaraciones del presidente Trump. ¿Cómo seguirá la historia de estos dos países?

La Crisis actual en Medio Oriente

La semana pasada el presidente norteamericano Donald Trump de manera unilateral y cumpliendo una de sus promesas electorales, reconoció la ciudad de Jerusalén, como capital de Israel, rompiendo con décadas de diplomacia.

Este hecho se ha efectuado a espaldas de la comunidad internacional y según Trump pretende facilitar “la paz” entre los palestinos y los israelíes, sin embargo, sólo complica más la situación política de oriente medio.

La ciudad de Jerusalén alberga el muro de las lamentaciones, la basílica del santo sepulcro y la explanada de las mezquitas, recintos sagrados del judaísmo, cristianismo e islam. Este ultimo dato explica la importancia religiosa y política de esta ciudad.

¿Por qué es Tel Aviv la capital actual de Israel y no Jerusalén?

La ONU en 1947 se propuso disolver el Mandato Británico de Palestina mediante la creación de dos estados, uno judío y otro árabe, excluyendo las ciudades de Jerusalén y Belén, que quedarían en manos internacionales. Este plan no gustó a los países árabes que atacaron al recién creado estado de Israel dando lugar a la guerra árabe-israelí de 1948, que acabó con la victoria de los israelíes, su independencia definitiva y la ampliación del territorio de Israel.

En las décadas posteriores se mantuvo el clima bélico entre otros motivos, por la presión de la opinión pública de los países árabes. Finalmente una coalición formada por Egipto, Jordania, Irak y Siria concentró sus tropas en la frontera israelí, provocando un ataque preventivo de este país que le llevó a conquistar la península del Sinaí, la Franja de GazaCisjordaniaJerusalén Este y los Altos del Golán.

Este conflicto se denominaría la guerra de los seis días (5-10 junio de 1967).

Hay consenso internacional en establecer en Jerusalén Este (ahora bajo dominio israelí) todos los lugares santos antes mencionados, justamente la parte que los palestinos desean como capital de su estado. Hasta que no se solucione el estatuto de Jerusalén entre las dos partes ninguna nación le dará relevancia como capital. Este es el motivo principal por el cual las embajadas están en Tel Aviv.

¿Qué podemos esperar sobre la situación Palestina-Israel?

La decisión de Trump conlleva un apoyo explícito hacia el gobierno israelí que verá fortalecida su estrategia y su posición de fuerza sobre la Autoridad Nacional Palestina (ANP). A nivel político puede unir a la ANP con la facción más radical sobre el terreno, Hamás (grupo terrorista según los EEUU) sobre todo después de que esta última “devolviera” el control de Gaza a la ANP. De hecho, Hamás amenazó con una intifada (rebelión) si los americanos reconocían la capitalidad de Jerusalén, veremos ahora si cumplen sus amenazas.

Preveo sin temor a equivocarme, después de ver los enfrentamientos de estos días y el rechazo internacional a la decisión de Trump, que los años de relativa tranquilidad se han acabado.

El gobierno de los estados unidos se ha equivocado; apoyar la capitalidad de Jerusalén supone destruir por el momento cualquier posible pacto con los palestinos para llegar a un acuerdo permanente que satisfaga a las dos partes.

El camino hacia la paz ha de llegar de la mano de la creación de dos estados y la capitalidad compartida de Jerusalén.


Si quieres ser un experto sobre estos temas de Seguridad Internacional, fórmate en uno de los siguientes programas profesionales de nuestro Instituto Internacional de estudios en Seguridad Global (INISEG):

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

diecisiete − 8 =