Protección de las infraestructuras críticas: La Red de Agua

Cuando hablamos de la protección de las infraestructuras críticas de un país tendemos a focalizarnos en las centrales nucleares, centrales de energías varias, aeropuertos y puertos, medios de transporte en general, hospitales y todo tipo de infraestructuras esenciales para el buen funcionamiento de un territorio, pero olvidamos en muchas ocasiones a la red de abastecimiento de agua.

El agua es una substancia importantísima para el desarrollo industrial y social de todas las comunidades humanas del planeta, históricamente se han generado conflictos bélicos por este líquido, así que, podemos pensar que la red de agua puede ser un objetivo para todos aquellos que quieran desestabilizar una sociedad.

Las posibilidades de un ataque químico utilizando la red de abastecimiento del agua no es descartable en el actual clima de alerta antiterrorista de nivel 4.

En España la ley 8/2011 de 28 de abril, desarrollada por el Real Decreto 704/2011, de 20 de mayo específica los actores implicados en la protección de las infraestructuras críticas, mencionando por primera vez a la ciberseguridad, como herramienta de defensa.

Es evidente que los gestores públicos y privados de gestión del agua deben de efectuar planes de evaluación de vulnerabilidades y riesgos, así como mejorar los planes de respuesta que puedan tener en caso de ataque, por ejemplo, con cloro, una substancia muy fácil de conseguir en la Unión Europea mediante métodos legales y convencionales, que en pequeñas dosis no perjudica a la salud, pero a gran escala puede provocar grandes daños, incluso la muerte.

Sobre este tipo de amenaza, resaltar que en Israel fueron pioneros (Israel es un país que por su condición geográfica no ha dejado de innovar en los campos de la seguridad y la defensa) en la protección de su red de agua, con la introducción del pez “elefante”, una especia conectada mediante sensores a un ordenador, el cual mide los cambios que pueda haber en el agua.

En los Estados Unidos también iniciaron, hace una década, un sistema de vigilancia con peces, en este caso de la especie “percasol”.

La diferencia substancial con el modelo israelí es que los americanos controlan los signos vitales del pez, muy delicado frente a los cambios y alteraciones en la pureza del agua.

Pero un ataque terrorista no solo puede verse realizado con agentes químicos, también podrían utilizar métodos de sabotaje en la infraestructura de abastecimiento de agua, por ejemplo, inutilizando la distribución de agua hacia los usuarios, provocando como mínimo molestias notables al ciudadano.

En plena era de la información y de las nuevas tecnologías, la ciberseguridad, incluida como escribía en los párrafos anteriores en la ley 08/2011, ha de tomarse muy seriamente en consideración, ya no hacen falta células terroristas físicas, esperando recibir órdenes, ahora, con un simple ordenador, conexión a internet y los conocimientos necesarios, podemos piratear y sabotear prácticamente cualquier red informática, como la que controla el abastecimiento de agua, su calidad, su recuperación etc. Hoy en día todo está informatizado.

Estados Unidos e Israel dos de las potencias militares del momento, se están concienciando, sobre todo en los últimos años, ya sea por la propagación del terrorismo internacional o las guerras continuas, en proteger su infraestructura hidráulica. 

A nivel de ciberseguridad, desde hace dos años las ciudades de Nueva York y Jerusalén tienen un pacto de intercambio de conocimientos en esta materia, especificando su utilidad para la red de agua de las dos ciudades. Con este pacto se pretende desarrollar mecanismos y criterios de defensa en caso de ataques terroristas.

Sobre este último punto sería muy razonable e interesante que la empresa Aguas de Barcelona, gestora de aproximadamente el 50% de las concesiones existentes en España tuviera (si no lo tiene) un pacto de estas características, sin dejar de lado a la administración pública competente, que también debería mostrar un mínimo de interés en esta materia, más aún, con la actual ola de remunicipalización existente.

He subrayado la importancia de la ciberseguridad y las ciberamenazas, porque creo que son presente y futuro en el campo de la seguridad, pero no debemos olvidar la protección física de toda la vida (en el campo privado), los vigilantes de seguridad.

¿Cuántas depuradoras de agua cuentan con seguridad privada?

¿Y publica?

Ahí lo dejo.

Las limitaciones financieras propias en épocas de crisis como la actual, no han de ser objeto de excusas por parte de nuestros líderes, la red de agua, aunque poco glamorosa en comparación con otras infraestructuras, es fundamental para el desarrollo de nuestra comunidad.

Formación relacionada

Curso de Inteligencia y Antiterrorismo en Israel, es un curso surge como complemento del Máster en Contrainteligencia, Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista , no obstante se puede cursar de forma individual. Ha sido diseñado para especializar a los profesionales de seguridad con conocimientos teóricos-prácticos que ayuden a combatir el terror yihadista.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

2 + 10 =