Scams en Facebook: Cómo identificarlos

Scams en Facebook¿Qué son los Scams en Facebook? ¿Y cómo podemos identificarlos?

Los Scams en Facebook vuelven a la carga con la supuesta muerte de un niño mientras grababa un vídeo para Youtube. Como gancho aparece una imagen de un chaval de unos 10 años que parece inconsciente.

Si hacemos click en la página nos redirige a una web comprometida con el malware Mal/FBScam-E, un programa espía que SophosLabs detectó por primera vez en septiembre pasado.

Estos tipos de engaños son habituales en Facebook. Parece que existe un gran mercado para estos vídeos morbosos. Obviamente, la mayor parte son cebos para introducirnos algún virus con el que sacar benéficos económicos. Es importante estar atentos para no propagar esta plaga y ayudar a combatirla.

Nuestros consejos son:

1. Para. Piensa. Usa el sentido común

Nadie en su sano juicio publicaría un video en el que un menor muere, ni nada semejante. Si de todas maneras estás ávido por este tipo de contenidos, emplea un buen antivirus porque lo más seguro es que la página que visites estará plagada de malware.

Otro rasgo inequívoco que nos enfrentamos a un bulo o una estafa es que, como requisito previo al visionado, tengas que compartirlo en tu timeline. Nunca lo hagas, no les ayudes a difundir su basura por las redes sociales.

2. No reenvíes solo por si acaso.

Si recibes la típica petición de compartir para que un pobre niño reciba el tratamiento que necesita, no lo compartas hasta que estés completamente seguro que es verdad. Recuerda el cuento del lobo, de tanto avisar que venía el lobo, nadie se lo creyó cuando fue verdad.

3. Desconéctate de Facebook

Si has terminado de navegar por las redes sociales, cierra la sesión. Muchos tendemos a dejar nuestra cuenta abierta, especialmente si empleamos un dispositivo móvil. Sin embargo es recomendable cerrarla ya que así si das si querer a un “Me gusta” te aparecerá la pantalla de conexión y no se publicará directamente en tu timeline, teniendo una oportunidad para rectificar.

4. Piensa en tus amigos

Todos confiamos en nuestros amigos. Si vemos algo que publicó uno de ellos, tendemos a creer que es verdad ya que conocemos la fuente. Por eso, si no estás 100% seguro de que el contenido que compartes es lícito y veraz, no lo publiques. Piensa que estás dando credibilidad a algo que puede ser perjudicial para tus amigos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dieciocho − Once =