Seguridad en el aeropuerto

Seguridad en el aeropuerto

 

Los agentes implicados en la seguridad aeroportuaria tienen el objetivo de cumplir la normativa vigente en la materia y controlar así los riesgos que supone el tránsito de la gran cantidad de personas que pisa a diario los aeropuertos españoles.

En España, es Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) la encargada o, en su caso, el gestor del aeropuerto, en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la aplicación de la normativa y del control de esos riesgos. En todo caso, bajo la supervisión de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Es necesario tomar una serie de medidas de seguridad en el propio aeropuerto que garanticen un posterior vuelo seguro. Hay que recordar que los pasajeros de un avión tienen procedencias y costumbres dispares y todos ellos suelen viajar con equipaje de cabina o de mano en el que portan diversos objetos.

Es por ello que tanto los pasajeros como el personal de la tripulación deben pasar un control de seguridad que evitará que se introduzcan en el avión objetos peligrosos para la seguridad del vuelo. La legislación vigente prohíbe el acceso al avión con estos objetos considerados ‘peligrosos’. Todos ellos están recogidos en la Lista de Artículos Prohibidos que detallan los reglamentos europeos.

Por su parte, el equipaje que se factura también pasa un control de inspección a través de máquinas que pueden detectar cualquier objeto sospechoso. Este tipo de equipaje no es accesible para sus dueños durante el vuelo, ya que viaja en la bodega del avión y, por tanto, los objetos que puede contener están sujetos a restricciones más leves.

Asimismo, también debe haber rondas continuas y aleatorias de vigilancias y patrullas en todas las dependencias interiores y exteriores del aeropuerto. Además, las diferentes zonas del aeropuerto están perfectamente delimitadas y separadas entre sí con barreras de seguridad y existen controles de seguridad definidos y señalizados para pasar de unas zonas a otras.

Normas nacionales y comunitarias de cumplimiento obligatorio regulan la aplicación de todas estas medidas de seguridad en los aeropuertos. Los responsables habituales de su aplicación y cumplimiento son los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es decir, miembros de la Guardia Civil, la Policía Nacional y, en algunos casos, también la Policía Autonómica. Sin embargo, en las instalaciones aeroportuarias también suele haber vigilantes de empresas de seguridad privada contratados por Aena, que colaboran con la Guardia Civil gracias al convenio de colaboración firmado entre el Ministerio del Interior y Aena.

 

Controles de seguridad

Los controles de seguridad sirven para que el personal de seguridad inspeccione a todas las personas que van a acceder a zonas restringidas del aeropuerto. Este control es el momento en el que se buscan artículos peligrosos que pudieran servir para cometer actos ilícitos o poner en riesgo la seguridad tanto en el aeropuerto como a bordo de las aeronaves.

Los controles de seguridad cuentan con equipos que facilitan la detección de este tipo de artículos: el arco detector de metales se utiliza para que los pasajeros y el personal de la tripulación pasen por él y, mediante impulsos electromagnéticos, detecta si estos portan objetos metálicos. Por su parte, las máquinas de inspección de equipaje de mano visualizan los objetos peligrosos a través de rayos X. Si se detecta algún objeto sospechoso, el personal de seguridad está autorizado para llevar a cabo inspecciones manuales, tanto del equipaje como de las personas, para identificar los elementos dudosos.

 

Objetos prohibidos

Los artículos prohibidos son aquellos que las Autoridades Aeronáuticas consideran ‘peligrosos’ para las personas o las aeronaves puesto que podrían causar algún daño por ser cortantes, punzantes, contundentes o explosivos, entre otros. Los líquidos, por su parte, tienen una consideración especial y deben pasar por los controles de seguridad según instrucciones precisas si se llevan en el equipaje de mano.

Para que los pasajeros conozcan los objetos que pueden dar lugar a problemas, Aena pone a sus disposición en todos los aeropuertos españoles una folleto informativo que detalla el Reglamento 1998/2015 de la Unión Europea, que define y regula estos artículos. Aun así, la lista de artículos prohibidos no es cerrada y el reglamento de la Comisión Europea permite al personal de seguridad denegar el acceso de objetos que resulten sospechosos, aunque no estén detallados en el listado.

 

La seguridad aeroportuaria depende de la normativa específica, de procedimientos y recursos técnicos adecuados y, en última instancia, de un personal cualificado para aplicarla, así como de la concienciación y colaboración de todos los trabajadores de las instalaciones aeroportuarias. La seguridad es cosa de todos.

 

*Aucal Business School oferta el curso de Gestión de la Seguridad Aeroportuaria, una formación dirigida a conocer los detalles de la seguridad aeroportuaria. Sus contenidos están estructurados para conocer aquella, abordando sus conceptos básicos y la normativa específica en la materia. Esta formación es un módulo del máster en Seguridad Turística y de los Medios de Transporte, tiene una duración de tres meses y se imparte en modalidad online.

 

¿Te parecen excesivas o insuficientes estas medidas de seguridad?

¿Tienes especial cuidado con tu equipaje cuando vas a viajar en avión?

 

Más información

Manual básico de concienciación en seguridad aeroportuaria

Su seguridad es primordial

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

veinte − 15 =