Seguridad en Redes Sociales: Perfil pirateado

Seguridad en Redes SocialesLas redes sociales están muy de moda, y la seguridad dentro de ellas no es un aspecto con el que debamos jugar. ¿Cómo podemos saber si nuestro perfil de Twitter o Facebook ha sido pirateado?

Cada vez existen más amenazas en las redes sociales. La seguridad de nuestros perfiles corre peligro y es que siempre pueden ser pirateados. Sin embargo, y al mismo tiempo, cada vez hay más herramientas para proteger las cuentas. ¿Por cuál nos debemos decantar? ¿Cómo saber si nos han hackeado la cuenta?

1.- Ves publicaciones en tu red social que no has escrito tú:

Aunque parezca muy obvio, no siempre es tan fácil detectarlo. Esto sucede, por ejemplo, en los casos en los que hay varios usuarios que utilizan una misma cuenta corporativa o si eres un usuario que publica contenido de forma automática desde un blog a través de diferentes servicios. Si detectas estas publicaciones, bórralas inmediatamente y cambia tu contraseña.

2.- Si notas que alguien ha entrado desde una ubicación diferente:

Muchos servicios ya incluyen la posibilidad de indicar la localización. Ten en cuenta que la localización siempre es aproximada pero, si estás en España y alguien se ha registrado desde China, entonces está claro que no eres tú. Si tienes alguna duda, simplemente desconecta esa sesión.

3.- Si una aplicación empieza a publicar en tu nombre:

Pueden suceder dos cosas, que hayas dado un ‘like’ a una app o que seas víctima de un “likejacking”, término vinculado al botón Like de Facebook y que se refiere a la técnica para distribuir malware a través de la publicación de ‘likes’ de personas en su muro cuando, en realidad, el usuario no ha hecho nada. En Facebook puedes comprobar qué aplicaciones has incorporado o instalado y puedes desinstalarlas si es necesario.

Si no conoces las aplicaciones que aparecen vinculadas a tu cuenta, bórralas de tu perfil. Asegúrate, además, de que las publicaciones de esa app ya no aparecen en tu muro.

4.- No puedes entrar en tu perfil:

Asumiendo que, simplemente, no hayas olvidado tu contraseña, es posible que alguien (o algo) haya accedido a tu cuenta y haya cambiado la contraseña. En este caso puedes intentar recuperar tu contraseña. Ten en cuenta que, si este es tu caso, los cibercriminales muy probablemente habrán cambiado también el email utilizado para recuperar el password. En este caso, la única solución es contactar directamente con Facebook o Twitter para que te ayuden a recuperar tu cuenta.

5.- Empiezas a seguir a un montón de gente que no conoces:

¿Estás de pronto siguiendo o convirtiéndote en amigo de un montón de gente a la que no conoces? Por ejemplo, un malware en Twitter puede piratear tu cuenta y hacerte seguir a spambots. Pasa algo similar con Facebook. Este es un efecto en cadena que esparce por la red URLs maliciosas de forma exponencial. Si notas este síntoma, cambia tu contraseña inmediatamente.

Solución para una cuenta pirateada en Twitter o Facebook

Por norma general, si notas que tu cuenta está mandando muchos mensajes privados o emails, debes cambiar inmediatamente tu contraseña. Ésta será la mejor solución para la mayoría de incidencias.

También sería conveniente borrar todas las publicaciones realizadas en ese espacio de tiempo sobre el que tienes dudas, y alertar a tus contactos para que no entren en los links publicados.

Si tu cuenta ha sido pirateada y no logras solucionarlo con un cambio de contraseña, y borrando todos los registros o aplicaciones relacionadas con el archivo malintencionado, siempre puedes contactar con los departamentos especializados de las redes sociales en sus páginas de seguridad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

2 comentarios

    1. Siempre hay que tener cuidado con este tipo de cosas, y la mayoría de las veces apenas prestamos atención. Si entramos desde un equipo poco habitual o compartido deberíamos borrar después historial, cookies y demás. Y cambiar nuestras contraseñas con una cierta regularidad. Que normalmente parece que no pasa nada, hasta que pasa, y entonces nos llevamos la sorpresa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Nueve + Diez =